miércoles, 13 de abril de 2011

El amor

Una vez leí que enamorarse es un acto reflejo, algo que no se puede aprender ni controlar, como el respirar.
Lo cierto es que no es así, al menos por mi parte. Yo he tenído que aprender a querer a alguien que no sabe lo que es estar en pareja, he tenido que enseñar día tras día lo que es tener a alguien que se preocupa por ti, que te quiere. A un hombre que en el amor, es como un niño de 5 años aprendiendo a montar en bicicleta.
He aprendido que no vale discutir ni pagarla con alguien que te quiere, he aprendido a que ya no soy una y que lo que a mi no me hace daño a él puede que si y viceversa. He aprendido a no guardarme secretos ni miedos, a desahogarme sabiendo que después de ello habrá unos brazos que me sostengan. He aprendido que me gusta deslizarme en sus sabanas sin dejar de temblar, que en los mejores recuerdos que tengo con él, tenía miedo.
Qué cuando te enamoras, da igual la experiencia que tengas en ese terreno, porque sentirás el mismo miedo y las mismas ansias que una niña de 6 años cuando estrena un vestido nuevo el día de su cumpleaños.

1 comentario:

  1. ayy mi enamorada de la vidaaaaaaaaaaaaa:)
    todo una artisstaaa

    ResponderEliminar